Quality Testing

Pruebas de calidad: prendas

Todas las prendas GORE-TEX® se someten a estrictas pruebas de calidad y, si no cumplen los altos estándares GORE-TEX®, debe rectificarse su diseño.

Prueba de lluvia
Antes de autorizarse la producción de una nueva prenda GORE-TEX®, ésta debe superar unas estrictas pruebas en el laboratorio Gore, cuyas sofisticadas instalaciones han sido diseñadas para simular diversos tipos de lluvia. Para ello se usan unas toberas especiales colocadas de forma estratégica en la cámara de lluvia. Esto permite verificar la impermeabilidad de las prendas bajo todo tipo de lluvia, desde una ligera llovizna hasta una intensa lluvia racheada.

Prueba de Confort
La comodidad se define como el estado del cuerpo en que no tenemos ni frío ni calor. En otras palabras, estamos cómodos cuando hay un equilibrio entre el calor que producimos y el que perdemos. Para verificar la comodidad de sus prendas, Gore compara los resultados de laboratorio con la percepción subjetiva de las personas.

Prueba Martindale
En la Prueba Martindale, se toma un tejido y se frota con lana o papel de lija bajo una presión considerable. Según el nivel de resistencia que deba alcanzar el tejido, el proceso de frote puede durar horas e incluso días.

Pueba de Flexión en Frío
En la Prueba de Flexión en Frío, los tejidos GORE-TEX® se aplastan y estiran a temperaturas extremas durante horas. Los tejidos deben superar esta dura prueba sin perder su impermeabilidad.

Más información


Pruebas de calidad: calzado

Todo el calzado GORE-TEX® se somete a unas estrictas pruebas de calidad. Si el calzado no cumple los altos estándares GORE-TEX®, debe rectificarse su diseño.
La transpirabilidad es una de las características de la membrana GORE-TEX®. Todos los materiales empleados en la fabricación del calzado, desde el forro hasta los materiales exteriores, contribuyen a la alta transpirabilidad y al confort climático del Calzado GORE-TEX®. En la Prueba de Confort, se verifica la transpirabilidad  y el confort climático del calzado completo.

Simulador de Pasos
El Simulador de Pasos verifica la impermeabilidad del calzado GORE-TEX®. En esta prueba, el calzado se coloca sobre unos pies artificiales flexibles equipados con sensores que realizan hasta 200.000 pasos en una bañera de agua. Cuando la humedad penetra en el calzado, se detiene la máquina y un LED indica el lugar de la fuga. En tal caso, debe rectificarse el diseño del calzado y someterse de nuevo a esta prueba.

Prueba de Capilaridad
El forro GORE-TEX® no es el único elemento crucial para la impermeabilidad duradera del calzado. Todos los materiales del calzado deben ser repelentes al agua. De lo contrario, el agua podría penetrar hasta el interior debido a la capilaridad o el efecto mecha de los materiales. En Gore sometemos a prueba todos los elementos del calzado, desde el cuero exterior hasta la espuma, las costuras y los cordones a fin de determinar la cantidad de agua que absorben.

Prueba de Centrifugado
En la Prueba de Centrifugado el calzado se llena de agua y se gira a alta velocidad. La presión resultante empuja el agua hacia el exterior y permite detectar posibles fugas. Esta prueba se lleva a cabo en todas las fábricas homologadas Gore.

Más información

« Volver a Datos